Fundación Sur Argentina Promoción y defensa de los derechos humanos de la infancia y la juventud

Perpetuas a menores de edad: La hora de la política

Hace pocas semanas (el viernes 5 de julio de 2013) la Corte Interamericana de Derechos Humanos volvió a condenar al estado argentino por temas vinculados a los derechos humanos de la infancia. Ya lo había hecho el año pasado en el caso “Forneron”, donde el estado argentino defendió a los apropiadores de una niña, hoy adolescente, pese a que su padre biológico venia reclamándola desde su nacimiento.

¿El derecho a la identidad? Bien gracias.

Esta vez se trató, caso único en toda la historia de America latina, de las sentencias (doce en total) a reclusión perpetua a menores de edad dictadas con base en el régimen penal de la minoridad de la dictadura militar (decreto 22.278 de 1980). Se cumplen en estos días diez años de otra sentencia de la Corte Interamericana por el caso Bulacio.

La derogación del mencionado decreto de la dictadura y la aprobación de un régimen penal juvenil fue el primer punto de esta condena en el año de 2003.

Lejos de derogar el mencionado decreto, por parte de un gobierno que hace diez años se comporta como una verdadera aplanadora legislativa, a sus voceros oficiosos no se les ocurre mejor idea que culpar a las políticas neoliberales de los noventa no solo por las perpetuas sino por la vigencia del decreto militar.

¿Hasta cuándo este grotesco revisionismo, que mas parece una máquina descontrolada del tiempo, podrá seguir siendo utilizado para justificar un “atraso” que bastante se parece al dispositivo central de una política criminal para la infancia?

: la imputabilidad plena a los 16 años a contramano de todos los países de America Latina y en la misma dirección de las propuestas de la derecha mas cavernícola del continente.

En el fondo y si para algo sirve el sistema interamericano de derechos humanos, es para interpelar a la política como única posibilidad para remover los remanentes jurídicos mas persistentes, frente a una corporación judicial que no solo no ha dejado de aplicar esta norma, sino que ha intentado dotarla de un pobre barniz de legitimidad.

Emilio García Méndez  -  Publicado en Clarín el día 20 de julio 2013:

http://www.clarin.com/opinion/Perpetuas-menores-edad-hora-politica_0_959304170.html